01 abril 2013

Parches, remiendos y libertad

El pasado Viernes Santo, cumpleaños del artífice del trío de instantáneas que cuelgo hoy, se estiró como un chicle y nos brindó muchos momentos para el recuerdo…

En lo alto de la Muela, una cruz de piedra parecía recordarnos qué día era. Más allá de ella, se extendía un inmenso mapa de cultivos, caminos y pueblos; de parches y remiendos.


No me entusiasman en demasía las vistas panorámicas pero allí todo parecía diferente. Disfruté como un niño corriendo y recorriendo el borde del abismo, girando como las manecillas del reloj hacia un pasado perdido, vislumbrando un futuro cercano que olía, que sabía al concepto más puro de libertad.


0 comentarios: